La noche tranquila, redonda, holgada.

Cae en mis ojos como losas.

 

No quiero dormir, si a mi lado no estás.

Tu cuerpo me calienta en la noche helada,

tus cabellos me dan tu fragancia.

Yo te abrazo, tu me correspondes.

Todo es perfecto.

Pero hoy no, tú no estás.

 

Camino lejos, sin barreras.

Busco algún astro que me guíe.

La noche me enreda en su oscuridad abismal.

Florecen, como recuerdos, Don Pedros,

me miran y se escoden.

 

En delirio, te escucho, te huelo.

Ojos estrellados,

labios sosegados,

manos de seda

y cuerpo de esmeralda.

 

Eres como una brisa matinal,

que despierta con dulzura.

Mis gritos, viudos

ya no se oyen, estoy solo.

 

Solo cuando te vas,

solo, rodeado de gente,

solo, con mi pena,

solo, todo una escena.

 

Viva estrella, iluminas cielos,

ya te he encontrado,

ya me tienes bien atado.

 

 

Mauro Colomina Soler

Desembre de 2011

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s