‘Muertos ilustres, memorias constantes’ por Ramón Lobo

Me tomo la libertad de publicar un, como de costumbre, magnífico artículo personal de Ramón Lobo.

Yo también soy de la Tercera España. Buen día.

“Tengo un defecto: capacidad de memoria; no me la pudieron extirpar. Crecí con recuerdos en una España gris, negra. Los recuerdos que se multiplicaron durante mi infancia y juventud. Me salvé por un año de cantar la canción de los vencedores formado en el patio del colegio. Nací en una familia dividida, como tantas en un país dividido: unos en el exilio; otros, bajo palio. Me educaron sin odio en una de las dos Españas que ha de helarte el corazón, en la España de la sotana, de los santos y los milagros.

Me gusta esta España democrática llena de defectos y me gustan sus gentes aunque nací en otro por casualidad. Me siento de este país, de los dos, del país completo, el de los millones de personas que supieron festejar la victoria futbolera sudafricana sin miedo a los símbolos. No supimos forjar una nación, un Estado. Basta con leer a Américo Castro. No aprendimos a convencer, solo a vencer, aplastar. No hubo demasiadas luces y libertad en un mundo de sombras e inquisición.

Somos un país que se amputó hace siglos cuando abandonó el espíritu de Alfonso VI, rey de las tres religiones y respetuoso con todas ellas.

Solo quería escribir que la muerte no canoniza, no lava, no borra, no quitalíneas, párrafos y folios de una biografía. La de Fraga  está llena de sombras; también hay luces: guiar como un Moisés a la derecha franquista hasta la democracia. Fue un largo camino pues venían de muy lejos. Fue un hombre inteligente, iracundo y escaso de humildad que dedicó su vida a reinventarse. Por lo leído, lo logró. De aquella derecha respeto mucho a Adolfo Suárez, a Torcuato Fernández Miranda y a otros. A Fraga, no. Le veo como un Hércules con la calle, que era suya, a cuestas.

Nací con memoria y la conservo. Un problema en un país que decidió librarse de ella, prohibirla. De las dos Españas me gusta la tercera, a la quedó aplastada en la guerra, la que no pudo ser, la España de la Institución de Libre Enseñanza, del voto femenino, de los derechos humanos, la de Chavez Nogales, la de mi abuelo y bisabuelo. Con permiso, me pongo música de esperanza. Feliz día a las tres Españas.

Artículo extraído del blog personal de Ramón Lobo. Os lo recomiendo.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s