Verde que te quiero verde

Caminaba por las calles céntricas de Valencia, algunas sufren la misma decadencia y degradación que la política valenciana. Caminaba acompañado por el Sol y por acordes mañaneros que saben al primer café del día.

Hay rincones que se persisten a vivir el frenesí diario, recovecos donde la gente ralentiza sus pulsaciones, donde alarga su sueño madrugador, lee periódicos, toma café y en los que pocos hablan pero muchos disfrutan de un paréntesis entre el desenfreno colectivo.

En el mismo rincón una mirada me ha reclamado, yo caminaba lento y abstraído. La mirada llamadora era de una mujer de un verde hermoso, verde que te quiero verde lorquiano, de ojos alegres al igual que verdes, de vestido aceitunado, de dulzura cetrina. Nos hemos mirado un momento, sonreía con su sonrisa glauca. Yo le he sonreído, con mi sonrisa torpe. Hemos conversado sin palabras y he continuado mi camino, verde que te quiero verde, verde viento, verdes ramas.

Feliz y verdoso fin de semana.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s