…que esta jodida historia de amor no es tan jodida

Tus labios suaves, que me perdonen todo lo que no los besé,

que dormí para soñarte, para tenerte en mis recuerdos.

 

Me despierto desconcertado, ¿eres real? ¿somos reales? ¿hay un somos?. Tu olor en la almohada me lo confirma. Cierro los ojos mañaneros y te pienso, recuerdo ese que iba a ser el último beso de todos, en una calle cualquiera de un día cualquiera. Que fue de los malditos besos más bonitos que me han dado nunca y que tu me regalaste, como en una bonita historia de amor de una película. Yo cerré  los ojos y me dejé llevar perdiendo toda conexión con otro mundo que no fuesen tú y tus labios. Sonrío, “qué felicidad tan tonta”.

Son tus abrazos, tus besos, tus miradas los que me alimentan, los que me oxigenan. Son tus manos las que han desarmado la coraza. He aprendido que una historia de amor puede nacer o truncarse en cuestión de segundos, sin previo aviso. Los sentimientos no preguntan, vienen, se quedan o se van.

Dime que hay un “tú y yo”, un “nosotros”. Dime que, a pesar de ser un sueño, no estoy soñando. Que eres el recuerdo que me visita en mis noches. Que esta es una  historia con color, aunque sea con Technicolor. Que no me dejarás beber más de vasos rotos. Que habrán muchos días de Sol. Que quieres que te cuide. Dime que esta jodida historia de amor ya no es tan jodida.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s