Una introducción al marketing polítco: Política 2.0

Mauro Colomina

Desde el boom de internet y, sobretodo, desde la creciente importancia de las redes sociales partidos políticos se han afanado en tener la máxima presencia en la red con tal de tener mayor presencia social e intentar, arañar votos de votantes potenciales. Internet y redes sociales en política no puede suponer solamente una mayor visibilidad si se usan las técnicas adecuadas sino también un nuevo tipo de política que se está dando a conocer como la Política 2.0, es decir, participación e interacción entre políticos y votantes con tal de conseguir una mayor vinculación del ciudadano mediante formatos casi anónimos, libres y directos.

Hay que tener una cosa clara, sin internet y las redes sociales cualquier campaña política pasará a estar obsoleta. Cada vez más nuestras vidas están ligadas a la red y a sus foros virtuales, les dedicamos más tiempo y crecen en importancia, por ello se hace necesaria una adaptación del marketing político tradicional a una Política 2.0 actualizada a la demanda ciudadana.

Si estudiamos casos concretos de campañas electorales -sobretodo campañas intensas y muy activas como en el caso de América, tanto norte como sur- encontramos que en muchos casos las herramientas digitales sólo han hecho que complicar más un escenario ya de por sí complejo. Es deprimente ver cómo tanto candidatos como equipos de campaña padecen una gran desorientación a la hora de planificar, organizar y llevar a cabo una campaña de forma correcta y efectiva.

Las actuales campañas electorales no sólo se ven afectadas por una acumulación excesiva de herramientas y estrategias sino que además en muchos casos existe un excesivo número de ‘servicios’ que ofrecen los mismos equipos de campaña que obligan a crear excesivos grupos que se solapan, se estorban y que terminan por ser improducentes, este caso es evidente que aumenta de forma exponencial conforme aumenta el tamaño e importancia de la campaña.

El I+D+i del marketing político

Por lo tanto y resumiendo, una campaña debería caracterizarse y organizarse mediante el ciclo en el que se singulariza la I+D+i, es decir: proyecto > explorar y clarificar > diseñar, desarrollar y probar > implementar, estudiar y mejorar > aumentar progresivamente su eficacia.

Organizar una campaña mediante la coordinación de partes, la búsqueda de sinergias y la creación de una agenda adecuada es necesario y complicado, aunque no suficiente, pero es el método más efectivo. Se trata o, mejor dicho, se debe tratar de optimizar coste y beneficio: la menor inversión con el mayor resultado, esta debe ser la premisa. No sirve de nada gastar dinero si no se sabe cómo usarlo y para ello es necesaria una campaña adecuada tanto a la coyuntura, como al candidato y a su equipo y, cómo no, ajustada a la época, a las demandas ciudadanas y a las necesidades sociales.

Para ello será necesaria la adaptación de la campaña a las nuevas tecnologías y formatos, es decir, no sirve crearse un perfil público en facebook o twitter. La Política 2.0 va mucho más allá, en primer lugar se debe saber usar, que los mensajes lanzados no sean puro spam, sino mediante mensajes más bien personalizados, no publicitarios y explicativos, donde haya una interacción real entre internauta y político, además de una concordancia plena entre comunicación on line y off line, es decir, entre fuera y dentro de la red y que ambas fomenten la participación y vinculación ciudadana en varios estratos.

Hay que tener claro que es tan malo el desconocimiento del ciudadano hacia una opción política como que esa misma opción política sea conocida pero mediante una campaña casi de intrusión. En el equilibrio está el éxito, es decir, en la utilización de todas las herramientas disponibles y bien coordinadas para que la opción política tenga la máxima posibilidad de ser conocida pero sin invadir de pleno el espacio del votante potencial.

Agárrate a aquello que funciona, innova y arriésgate en aquello que no ha funcionado. Distingue, encuentra y deshecha aquello molesto y obsoleto y, sobretodo:

Un Marketing Político adecuado empieza con pequeñas cosas como no usar Comic Sans.

 

Anuncis

Un pensament a “Una introducción al marketing polítco: Política 2.0

  1. Retroenllaç: Comunicación política: El marketing político en medios y redes sociales « EL CANTÓ PINYÓ

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s