Invictus, el poema de un hombre inconquistable

El inconquistable Willian Ernest Henley

Invictus, del latín, invicto o inconquistable. Este es el nombre que recibe el poema más célebre de William Ernest Henley (1849-1903). Ya de niño sufrió tuberculosis y, como consecuencia, la amputación de una pierna. Este poema en concreto lo escribía en 1875, a los 24 años de edad y desde la cama de un hospital debido a sus problemas de salud constantes. A pesar de su maltrecha salud vivió una vida activa hasta su muerte a los 53 años.

El poema originario fue escrito en inglés, W. Ernest Henley era inglés, no obstante hay numerosas traducciones en internet cada cual más decepcionante. Ayudado de la traducción de Juan Carlos Villavicencio, que es la versión que más se adapta a la idea que tengo sobre el poema, me he tomado la libertad de traducirlo a mi gusto, siempre guardando el mensaje y, modestamente, intentando mejorar traducciones anteriores.

Invictus, el poema de un hombre inconquistable:

Más allá de la noche que me cubre

negra como el abismo insondable,

doy gracias al dios que fuere

por mi alma inconquistable.

 

En las feroces garras de las circunstancias

ni me he lamentado ni he gritado.

Bajo los golpes del azar he sangrado,

más no me he doblegado.

 

Más allá de este lugar de ira y lágrimas

es inminente el horror de la oscuridad

y sin embargo la amenaza de los años

me encuentra y me encontrará sin miedo.

 

No importa cuán estrecho sea el camino

o cuán cargada de castigos la sentencia,

soy el amo de mi destino:

soy el capitán de mi alma.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s